Novedades

Buenas Noches

Mi Corazón está contigo

Mi Corazón está contigo

Mi corazón está contigo, Padre, mi corazón está contigo. En este momento, mi cabeza piensa en Ti. En este momento, mis manos estrechan tus manos. En este momento, mi voluntad busca tu voluntad. En este momento, me decido... por tu Reino. Como Abrahám, me lavaré y echaré a andar. Como Moisés, mataré todos mis dioses. Como David, reconoceré mis yerros. Como Jeremías, oiré tu voz. Como Jesús,   lucharé por el hombre, consagraré mi vida a tu causa. Sólo Tú eres Dios. Sólo Tu eres sentido. Sólo Tú liberas. Sólo Tú eres fiel. Sólo Tú eres esperanza. Sólo Tú eres amor. Sólo Tú eres Dios. Mi corazón está contigo, Padre, mi corazón está contigo. Seguiré los pasos de Jesús. Hoy me decido por Ti. Y Jesús me dice: ten valor. Yo voy contigo.
 

¿qué te dice el Señor al terminar este día?

Canto de San Francisco de Asís

Canto de San Francisco de Asís

Omnipotente, altísimo, bondadoso Señor, Tuyas son las alabanzas, la gloria y el honor. Tan sólo Tú eres digno de toda bendición, y nunca es digno el hombre de hacer de ti mención.   Loado seas por toda criatura, mi Señor, y en especial loado por el hermano sol, que alumbra y abre el día, y es bello en su esplendor y lleva por los cielos noticias de su autor.   Y por la hermana luna, de blanca luz menor, Y las estrellas claras que tu poder creó, Tan limpias, tan hermosas, tan vivas como son, Y brillan en los cielos: ¡Loado, mi Señor!   Y por la hermana agua, preciosa en su candor, Que es útil, casta, humilde; ¡Loado, mi Señor! Por el hermano fuego, que alumbra y da calor, Y es fuerte, hermoso, alegre: ¡ Loado, mi Señor!   Y por la hermana tierra, que es toda bendición; La hermana madre tierra que da en toda ocasión las hierbas y los frutos y flores de color Y nos sustenta y rige: ¡Loado, mi Señor!   Y por los que perdonan y aguantan por tu amor los males corporales y la tribulación: ¡Felices los que sufren en paz con el dolor, porque les llega el tiempo de la coronación!   Y por la hermana muerte: !Loado, mi Señor! Ningún viviente escapa de su persecución; ¡Ay si en pecado grave sorprende al pecador! ¡Dichosos los que cumplan la voluntad de Dios!   ¡No probarán la muerte de la condenación! ¡Sírvanle con ternura y humilde corazón: Agradezcan sus dones, canten su oración! ¡Las criaturas todas, load a mi Señor!
 

¿Qué le dices al Señor antes de finalizar el día?

¿Qué te dice el Señor en este día que concluye?

   
Alfarero del hombre

Alfarero del hombre

Alfarero del hombre, mano trabajadora que de los hondos limos iniciales convocas a los pájaros a la primera aurora, al pasto los primeros animales.   De mañana te busco, hecho de luz concreta, de espacio puro y tierra amanecida. De mañana te encuentro, Vigor, Origen, Meta, de los sonoros ríos de la vida.   El árbol toma cuerpo y el agua melodía; tus manos son recientes en la rosa; se espesa la abundancia del mundo a mediodía y estás de corazón en cada cosa.   No hay brisa si no alientas, montes si no estás dentro ni soledad en que no te hagas fuerte. Todo es presencia y gracia. Vivir es este encuentro, Tú por la luz, el hombre por la muerte.   ¡Qué se acabe el pecado! ¡Mira que es desdecirte dejar tanta hermosura en tanta guerra! Que el hombre no te obligue, Señor, a arrepentirte de haberle dado un día las llaves de la tierra.
 

¿Qué le dices al Señor antes de finalizar el día?

¿Qué te dice el Señor en este día que concluye?

"Adora y Confía”

No te inquietes por las dificultades de la vida, por sus altibajos, por sus decepciones, por su porvenir más o menos sombrío. Quiere lo que Dios quiere. Ofrécele en medio de inquietudes y dificultades el sacrificio de tu alma sencilla que, pese a todo, acepta los designios de su providencia. Poco importa que te consideres un frustrado si Dios te considera plenamente realizado; a su gusto. Piérdete confiado ciegamente en ese Dios que te quiere para sí. Y que llegará hasta ti, aunque jamás le veas. Piensa que estás en sus manos, tanto más fuertemente cogido, cuanto más decaído y triste te encuentres. Vive feliz. Te lo suplico. Vive en paz. Que nada te altere. Que nada sea capaz de quitarte tu paz. Ni la fatiga psíquica. Ni tus fallos morales. Haz que brote, y conserva siempre sobre tu rostro una dulce sonrisa, reflejo de la que el Señor continuamente te dirige. Y en el fondo de tu alma coloca, antes que nada, como fuente de energía y criterio de verdad, todo aquello que te llene de la paz de Dios. Recuerda: cuanto te reprima e inquiete es falso. Te lo aseguro en nombre de las leyes de la vida y de las promesas de Dios. Por eso, cuando te sientas apesadumbrado, triste, adora y confía... Teilhard de Chardin SJ
 

¿Qué te dice el Señor en esta oración?

 

Biblioteca

Escucha y ¡Levántate!

Escucha y ¡Levántate!

Claves de lectura y análisis de la crisis social que esta viviendo nuestro país.

Protesta mundial por el clima

Protesta mundial por el clima

El cambio climático es un asunto complejo, donde convergen –de algún modo difícil de precisar– la naturaleza y la acción humana. El problema es que la mayoría de personas no terminamos de dedicar al asunto el tiempo necesario para intentar comprender y resolver.

Sobre los Whatsapp del Curso

Sobre los Whatsapp del Curso

¿Estamos los adultos preparados para utilizar las redes sociales de la mejor manera? ¿Nos metemos en problemas por no darnos cuenta que en realidad no es lo mismo conversar por WhatsApp que cara a cara?

Acompañar pastoralmente a jóvenes en la Iglesia

Acompañar pastoralmente a jóvenes en la Iglesia

Conclusiones de la sociedad de catequetas latinoamericanos de su reunión en Bogotá. La carta tiene como objetivo: intercambiar la reflexión catequética en torno a quienes constituyen el presente de la sociedad y la Iglesia: los jóvenes. Además de compartir las inquietudes, convicciones y opciones, en el gran desafío de hacer camino con Jesús en la búsqueda de una vida plena y feliz.

Via Crucis: el rostro del Otro

Via Crucis: el rostro del Otro

Insumo para realizar Vía Crucis en Semana Santa desarrollado por el Instituto de Pastoral Juvenil de la UCSH, ofrecido para todas las comunidades.

Ateísmo Superficial

Ateísmo Superficial

Hay quienes dicen que no creen en la Iglesia ni en «los inventos de los curas», pero creen en Dios. Sin embargo, ¿qué significa creer en un Dios al que nunca se le recuerda, con quien jamás se dialoga, a quien no se le escucha, de quien no se espera nada con gozo?

Espiritualidad compartida: Laicos adultos y jóvenes

Espiritualidad compartida: Laicos adultos y jóvenes

En el siguiente artículo se aborda la “espiritualidad compartida con el mundo juvenil” desde un foco muy  actual y gratificante para el hombre de hoy, en particular de los jóvenes. Aquello que está en el ADN del ser joven: Vivir en clave de alegría, la vida cotidiana. Decimos que es “una espiritualidad compartida” ya que desde el mundo adulto que acompaña a los jóvenes quedamos impregnados con la vitalidad, energías, alegría y cuanto sentimiento irradian los jóvenes que pareciera un contagio por osmosis.

Cinco formas de ver el aprendizaje

Cinco formas de ver el aprendizaje

Cinco formas de ver el aprendizaje y sus relaciones con las emociones y climas de aula

Las tareas pendientes en educación: Lo Público y la Calidad

Las tareas pendientes en educación: Lo Público y la Calidad

El texto trata dos temas que son realmente centrales para la educación: el significado de lo público y el de la calidad de la educación. Fundamentalmente se trata de saber si en una sociedad, lo público es visto como una entidad independiente, superior, por sobre los ciudadanos y preocupada por el bien común, o si es visto como la suma de las voluntades e intereses de los ciudadanos tomados individualmente.